Sentarse y sentirse bien

Entre los variados regaños y llamados de atención que los padres y maestros nos dan en la infancia, ¿quién no se llevó uno por no sentarse bien?

Sentarse derecho, sin apoyar los codos en la mesa y, por supuesto, sin subir los pies al asiento, eran algunas de las instrucciones más habituales y que naturalmente carecían de sentido para un niño inquieto.

Y la verdes es que, como en muchas otras situaciones, los niños teníamos cierto grado de razón al rechazar las reglas adultas.

El cuerpo humano está hecho para el movimiento, prueba de ello es que cualquier músculo se deteriora más rápido si no se ejercita continuamente. Médicos y fisioterapeutas recomiendan un mínimo de una hora de ejercicio diario para mantener a todo el organismo en forma; pero lo cierto es que podríamos hacer mucho más.

No obstante, la mayoría de las actividades que actualmente llevamos a cabo, tanto para trabajar y desarrollarnos profesionalmente como para relajarnos y divertirnos, implican pasar una buena parte de tiempo sentados. De ahí la importancia de sentarse bien y cómodamente, para no perjudicar al organismo aún más de lo que ya lo hacemos, por el simple hecho de llevar una vida tan sedentaria.

Empecemos con la exhortación a sentarse derechos. Aunque los padres, y especialmente las mamás, reiteraban esta indicación por una cuestión de buenos modales, sentarse derecho y con la espalda bien apoyada en el respaldo es una postura que debemos mantener por cuestión de salud.

Si al estar sentados nos encorvamos o bien nos “desparramamos” sobre la silla, las vértebras y los músculos de la espalda toman posiciones y alineaciones distintas de las que deberían y al hacerlo empiezan a contracturarse. Si las malas posturas se mantienen por mucho tiempo, las contracturas se vuelven más severas y el dolor se hace sentir. Por tanto, no es mala práctica el seguir la recomendación de mamá y sentarse derecho en la oficina, el restaurante o el sillón de casa.

Ahora bien, para que “tomar asiento” no sea una tortura, la silla también debe poner de su parte. Por décadas se utilizaron sillas tan rígidas que lo mismo daba sentarse en un escalón de piedra o tener dos tablones de madera por asiento y respaldo. Por otra parte, a la hora de ponernos cómodos empleábamos sillones tan suaves y mullidos que podíamos hundirnos en ellos.

Fue hasta que la ergonomía comenzó a desarrollarse y a influir en industrias como la fabricación de muebles que pudimos contar con asientos adecuados a la forma del cuerpo humano y con soportes firmes, pero cómodos, para la espalda y el coxis. Aunque los asientos ergonómicos se han implementado sobre todo en los espacios de trabajo y en las escuelas, que de hecho son los lugares donde pasamos más tiempo sentados, también sería necesario instalarlos en casa y en los centros de entretenimiento. Si acaso administras un estadio, un auditorio o un teatro, la próxima vez que busques asientos para estadio o auditorio en venta (stadium seats for sale, thetre seats for sale), asegúrate de que sean ergonómicos.

Otra de las indicaciones que quizá no comprendíamos de niños, la de sentarse sin subir los pies a la silla o el sofá, también tiene sentido. Por lo general, subir los pies al asiento implica doblarlos o contraerlos y ambas son posturas antinaturales, que también provocan contracturas. Lo más recomendable si se va a pasar mucho tiempo sentado es que los pies se encuentren extendidos y apoyados sobre el piso, con la posibilidad de moverlos y elevarlos cada cierto tiempo, para favorecer la circulación.

Lo de no apoyar los codos en la mesa es una cuestión enteramente de buenos modales, que de hecho varía según las costumbres del lugar. Lo que sí es importante, en aras de la ergonomía, es que al llevar a cabo actividades como escribir, leer o trabajar en la computadora, los antebrazos se apoyen sobre el escritorio o el descansa-brazos de la silla.

Pues bien, estas fueron algunas ideas para sentarse y sentirse bien.

Cinco pruebas esenciales para los diabéticos

La diabetes no sólo afecta los niveles de glucosa en sangre de una persona, sino que también afecta a otras partes del cuerpo, como los riñones, los ojos e incluso los pies.

Para reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes, es importante mantener un buen control y realizarse pruebas de rutina durante la visita con tu médico para comprobar tu estado de salud.

La prueba A1C, también llamada glycohemoglobin o hemoglobina A1C, es la mejor manera de medir el control total de la glucosa en sangre durante un período de dos a tres meses. Esta prueba se realiza a través de una muestra de sangre al hacer una pequeña punción en el dedo o por análisis de laboratorio.

El mantenerse dentro del rango objetivo es una manera eficaz de disminuir las probabilidades de desarrollar complicaciones relacionadas con la diabetes. Bajo este punto, tu médico te deberá indicar cuáles son tus rangos de control para tener bajo control a tu diabetes.

Examen de los pies. Este es un examen importante, ya que las personas con diabetes corren mayor riesgo de desarrollar problemas en los pies debido a la disminución de la circulación y la falta de sensibilidad, debido a los altos niveles de glucosa.

Una complicación común del pie es la neuropatía diabética, que ocurre típicamente cuando los nervios de los pies se dañan, dando por resultado la inhabilidad de sentir dolor o incomodidad de lesiones o de llagas.

La diabetes también puede causar problemas de circulación que le impiden curar tan rápido como las personas sin diabetes.

revision-medica-cuando-tienes-diabetes

Lo mejor es hacerse por lo menos una revisión anual y lo ideal es que su médico verifique el estado de sus pies en cada consulta, esto ayudará a detectar cualquier tipo de alteración y tomar acción inmediata.

Es necesario buscar pie diabético tratamiento inmediato, para que el riesgo de problemas severos disminuya.

Examen de la vista. Se sabe que la enfermedad ocular diabética es indolora y a menudo no tiene síntomas hasta etapas avanzadas, lo que significa que muchas personas con diabetes pueden tener la enfermedad y ni siquiera lo saben.

La retinopatía diabética es la enfermedad ocular más común para las personas con diabetes y se produce cuando los pequeños vasos sanguíneos del ojo están dañados por altos niveles de glucosa en la sangre.

La diabetes también pone a las personas en riesgo de sufrir cataratas, glaucoma y otras complicaciones.

Cuando las enfermedades oculares más tempranas del ojo se diagnostican a tiempo, se puede evitar la pérdida de la visión, por lo que es importante hacerse un examen ocular anualmente.

Prueba de presión arterial. La presión arterial alta es más común en las personas con diabetes y el control de la presión arterial es esencial para prevenir complicaciones graves, como insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular o enfermedad renal y ocular.

Su revisión se deberá hacer por lo menos en cada visita médica y es importante preguntar a tu médico cuál debe ser tu presión bajo control.

Prueba renal. En este punto hay dos tipos de exámenes de riñón que se deben realizar anualmente. El primero es un tipo especial de prueba de orina que controla el exceso de proteína y permite conocer el nivel de la albúmina.

La segunda prueba es una prueba de sangre que mide el nivel de creatinina. La creatinina es una sustancia que siempre está en la sangre, pero cuando hay insuficiencia renal, el nivel de esta sustancia aumenta.

Como notarás, el realizarse estas pruebas periódicas podría evitarte problemas severos y ante una detección temprana, los tratamientos suelen ayudarte a evitar complicaciones.

Más allá de verse bien para las fiestas… es darte el regalo de la salud

Conforme se acerca el mes de diciembre, también se percibe una especie de estrés por aquellas personas que suelen tener una gran cantidad de eventos sociales durante este mes.

Y como supondrás, es también el momento de lucir muy bien y definitivamente el tema del sobrepeso o esas longitas no son de lo más aceptables para algunos.

No quedan fuera las personas que, independientemente del número de eventos sociales, sencillamente desean verse bien.

Obviamente lo más recomendable es comenzar desde muchos meses antes de esta fecha, considerando un ajuste en la alimentación y un programa de ejercicios.

Si ambos son además bajo el ojo clínico de un bariatra y de un instructor del deporte, qué mejor.

Junto a este régimen es necesario apoyarse de ciertas herramientas, como algún tipo de báscula para ir registrando los avances, de un buen equipo de entrenamiento, considerando los zapatos deportivos y ropa adecuada, acompañado de una buena hidratación y suplementos alimenticios.

En cuanto a las balanzas, éstas te permiten observar tus avances.

Recuerda la premisa que dice “aquello que no lo medimos no lo podemos controlar y si no lo controlamos no lo podemos mejorar”.

A veces notamos que la báscula indica menos kilos y la ropa nos queda más holgada, por lo que asumimos que ya estamos bajando de peso o, a pesar de nuestro “sacrificio” la báscula dice una cosa y nuestro cuerpo otra.

apps-ponerse-en-forma-ios

Es aquí donde el seguimiento del médico es importante para darnos cuenta en qué fase nos encontramos y si ésta es segura.

Cuando bajamos de peso y hacemos ejercicio se baja la grasa e incrementa la masa muscular por lo que la báscula puede indicarnos que la manecilla no se ha movido y esto nos desanima, cuando la realidad es que el avance es significativamente positivo.

Por otro lado, en algunos casos no es recomendable iniciar al mismo tiempo la fase de un cambio de dieta y el ejercicio. Por lo que es importante coordinarlo muy bien con el médico y el entrenador.

Ahora bien, además de la báscula, existen otro tipo de herramientas de apoyo que te pudieran dar un seguimiento sobre las calorías quemadas por tu cuerpo y las calorías que consumes a través de los alimentos.

Como ejemplo se tienen las pulseras de actividad, las cuales, al usarlas durante tu entrenamiento, podrás verificar la cantidad de calorías quemadas.

Existen algunos modelos que complementan su labor con aplicaciones móviles donde ofrecen bases de datos donde se indican las calorías que contienen los alimentos en su presentación natural (sobre frutas, verduras, carnes) más algunos alimentos procesados.

Una vez encarrilado el trabajo, las cosas tomarán un mejor curso, siempre y cuando mantengas la constancia y una buena actitud.

Por otro lado, si haces de esto un hábito considerando que la obesidad y el sobrepeso es un riesgo para la salud más allá de un problema estético entonces mantenerte en forma y en tu peso ideal durante todo el año será mucho más sencillo.

En lugar de combinar el deseo de lucir bien con estrés, ya que algunas personas desean bajar de peso casi automáticamente con alguna receta mágica o una píldora milagrosa y esto es prácticamente imposible, además de que puede ser perjudicial para tu salud.

En fin, sea en el momento que decidas darle un giro a tu salud, en donde repercutirá tarde que temprano en tu figura, conserva la actitud de ya no detenerte… eso puede marcar la diferencia y te verás sensacional todos los días.

El descanso nocturno es más que solo acostarse

Descansar después de un largo día lleno de actividad es más que solo meterse a la cama.

El solo hecho de acostarse sobre el colchón y “suponer” que descansamos es un tema serio por todas las implicaciones del caso.

¿Te ha pasado que a veces estás tan cansado que no puedes conciliar el sueño? Te la pasas dando vueltas y hasta sientes cierto hormigueo en el cuerpo cuando posas tu cuerpo sobre el colchón y  no puedes dormir.

Y cuando por fin cerraste los ojos… ya casi es hora de levantarse para iniciar otra jornada.

Es lógico que despiertes cansado, soñoliento, de mal humor y sin energía suficiente para todo lo que tienes que hacer.

Ante un panorama como este, existen tres recomendaciones:

1) Independientemente de la hora que sea y lo cansado que estés, procura hacer lo siguiente: date un baño caliente, cena muy ligero, realiza un par de respiraciones profundas junto con estiramientos en brazos, piernas y espalda; medita por unos minutos o haz un recuento de todo lo bueno que te pasó en el día y da gracias por ello.

Verifica que la habitación se encuentre con la temperatura adecuada y la cama libre de todo lo que te pueda molestar por la noche.

Algunas personas consideran que tomarse una aspirina ayuda a relajar el cuerpo, a mí me ha funcionado, sólo verifica que en tu caso no seas alérgico a sus componentes.

Y ahora cuando te recuestes, piensa en algo muy positivo y mantén el recuerdo ahí.

2) Si compartes tu cama, verifica que tengan ambas personas un espacio suficiente para los movimientos nocturnos que cada uno realiza mientras duerme.

Si tienes un colchón matrimonial, a lo mejor debes pensar en cambiarlo por un Queen Size o si el espacio del dormitorio lo permite, por un King Size.

No creerás lo importante que suele ser el tener un espacio suficiente, a veces estos movimientos llegan a interrumpir el sueño del compañero, consiguiendo esas mini interrupciones que afectan los ciclos normales del sueño.

Ni qué decir si tú o tu pareja son de sueño ligero; los movimientos resultan ser fatales porque en definitiva, no se realizan los ciclos del sueño necesarios para descansar.

shutterstock_47273818-minimizada3) Si de alguna forma has realizado lo anterior o ya estás observando que presentas este problema de forma recurrente, entonces aquí es necesario verificar que tu colchón se encuentre en buenas condiciones.

Es importante que tengas presente que un buen colchón se encuentre en buen estado también.

Los colchones tienen un periodo de vida útil, que generalmente oscila entre los 10 años, siempre y cuando sea de calidad.

Esto lo puedes verificar en la póliza de garantía o probablemente en la etiqueta.

Un colchón en buen estado debe verse bien y sentirse cómodo, sin ningún tipo de hundimientos o chipotes, conservar su dureza y mantener su suavidad al tacto en cuanto a la superficie.

De lo contrario, estamos en alerta amarilla, ya que un colchón en mal estado origina que no se consigas tener un buen descanso.

Pues bien, a veces la respuesta y la solución está más que al alcance de la mano y no es necesario pasar una mala noche.

Si después de esto continúa ese “insomnio”, entonces visita inmediatamente a un profesional del sueño.

La psicobiología, un vistazo al cerebro

Seguramente habrás visto en algunos documentales o películas donde los médicos se encuentran estudiando el comportamiento de las personas, analizando lo que sucede en el cerebro con respecto a la acción/reacción ante un estímulo externo.

Tal como lo vemos en la televisión, estos estudios parecen de ciencia ficción.

Es lógico entender que realizar estudios de nuestro cerebro vivo es complicado, porque ¿cómo podemos ver las conexiones para estudiarlas y poder comprender un poco más a esta maravillosa “computadora”?

Cuando se busca estudiar la conducta y el funcionamiento mental, aunado al cómo se relaciona con la biología, surge la psicobiología, que es una rama de las neurociencias.

La psicobiología es en sí el estudio científico del comportamiento, donde centra su objetivo en el estudio del cerebro.

Sólo que existió un pequeño inconveniente en sus primero años, ¿cómo estudiar un cerebro vivo sin tocarlo, lastimarlo ni alterarlo?

cerebroEse fue un buen obstáculo a vencer.

En sus inicios se podía recurrir a las imágenes de rayos X, sólo que estas se limitan a obtener estructuras.

Después surgen las técnicas de rayos X de contraste, en donde a través de inyectar una sustancia radio opaca se consiguen absorber los rayos X y esto logra aumentar el contraste entre el compartimento a estudiar y el tejido cerebral que se encuentra alrededor.

Por lo que seguía el reto de poder observar las conexiones cerebrales.

Es así como en la década de los 70’s se tiene acceso a la tomografía computarizada (TC) o escáner, que permite observar las estructuras internas del cerebro, así como el encéfalo, entregando imágenes tridimensionales.

También surge la tomografía por emisión de positrones (TEP), que ofrece imágenes de la actividad cerebral.

Otras son las herramientas que también son un gran apoyo para la psicobiología, como es la resonancia magnética, que detecta las ondas que emiten los átomos de hidrógeno, los cuales al ser activados por ondas de radiofrecuencia proporcionan imágenes tridimensionales de alta resolución.

Y también se cuenta con la resonancia magnética funcional (RMF), en la cual se pueden generar imágenes sobre el aumento del flujo de oxígeno en la sangre en las regiones activas del cerebro.

Gracias a estas técnicas, es posible que los científicos puedan estudiar los misterios que guarda el cerebro.

Estos son solo algunas de las técnicas a las que recurre la psicobiología para integrar su estudio científico junto con el apoyo de sus ciencias hermanas como las matemáticas, la química, la física, la biología y en particular la neurociencia.

Así es como las diversas ciencias trabajan en conjunto con las nuevas tecnologías para conocernos un poco más.

Y como van los adelantos tanto en la ciencia como en la tecnología, aún nos falta mucho por ver.

La enfermedad que tiene al mundo en alerta

Este año comencé a prepararme de manera intensiva para presentar el Examen Nacional de Residencias Médicas, pues uno de mis propósitos para 2017 es comenzar mi especialidad en pediatría.

El día de ayer, después de practicar un par de horas con el simulador exarmed, aproveché que estaba en línea para consultar la cartelera del cine. Y es que así como la constancia en el estudio es fundamental para tener éxito en este tipo de exámenes, también es necesario dedicar tiempo a descansar y relajarse; de lo contrario, seremos nosotros quienes necesitemos de un especialista médico.

El caso es que al abrir el más famoso buscador de internet, advertí que dedicaba uno de sus también célebres “doodles”, al científico canadiense Frederick Banting, quien descubrió la hormona de la insulina y su importancia para regular la glucosa en el organismo. Hasta entonces recordé qué día era (¿ven por qué digo que el descanso también es importante?); 14 de noviembre, Día Mundial de la Diabetes.

banting

La Organización Mundial de la Salud estableció esta conmemoración en 1991, para insistir tanto en la gravedad de la enfermedad, como en la importancia de diagnosticarla a tiempo y, mejor aún, de prevenirla.

Hoy en día, y gracias a investigadores como Banting, la diabetes es perfectamente tratable y quienes la padecen pueden tener una buena calidad de vida, siempre y cuando implementen los cuidados y sigan el tratamiento que prescriba el médico. El problema es que muchas personas viven con la enfermedad sin saberlo y cuando la detectan es porque ya comenzó a dañar algún órgano o sistema, a veces de forma irreversible.

Me sorprendí al constatar que si bien han pasado casi cien años desde que Bating comprobó las propiedades terapéuticas de la insulina (hizo sus primeros experimentos para tratar la diabetes en 1921) y quince años desde que se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, la enfermedad está muy lejos de erradicarse.

Les comparto algunos datos que deben ponernos a pensar, pero sobre todo, hacernos actuar:

diabetes

  • Se estima que en el mundo existen 415 millones de personas con diabetes y se prevé que para 2040, la cifra llegue a 642 millones.
  • En México existen cerca de 400 mil personas con diabetes.
  • El sobrepeso y la obesidad están entre los principales factores que desencadenan esta enfermedad, y dado que son padecimientos que también se han incrementado, existe un mayor porcentaje de la población en riesgo.
  • Algunas de las complicaciones más graves de la diabetes son las enfermedades cardiovasculares, la retinopatía diabética, las fallas renales y los problemas de cicatrización.

Frente a esta situación alarmante, hay una buena noticia. La diabetes puede prevenirse. Una dieta saludable, reducida en grasas y azúcares, y la actividad física frecuente ayudan a reducir considerablemente los riesgos de padecer diabetes, incluso entre personas con predisposición genética.

Las estrategias de prevención no son difíciles de implementar, pero es necesaria la colaboración de las autoridades, los sistemas de salud y la población en general; primero, para difundir información acerca de la enfermedad; segundo, para garantizar que todas las personas tengan acceso a una alimentación saludable y condiciones favorables para practicar un deporte y ejercicio; y tercero, para poner en práctica esos hábitos saludables.

Si no actuamos ya, la diabetes será la gran pandemia del siglo XXI.

La enfermedad de hoy

Hemos terminado nuestro diplomado para médicos generales 2016, un diplomado que se nos imparte una vez al año a los estudiantes de medicina o a los que cursan especialidad. Debido a la carga académica que llevamos en medicina, el diplomado es opcional y francamente, casi todos los estudiantes lo tomamos.

Además de cubrir las cosas básicas de la medicina general, estos diplomados profundizan mucho en temas de enfermedades que hayan estado más presentes en los archivos médicos anuales, siendo posible estudiar dos o tres años seguidos la misma enfermedad, si es que ésta sube sus niveles de personas afectadas.

depresion

Este año, al igual que el pasado, la enfermedad que se impuso ante todas las otras fue la depresión, una condición que apenas se ha empezado a tomar con seriedad alrededor del mundo, debido a los altísimos niveles de suicidio que se han presentado entre la juventud a lo largo del planeta.

Uno de los grandes problemas de la depresión juvenil es que muchas veces ésta no se detecta hasta que es demasiado tarde, debido a que los adolescentes pueden llegar a esconder sus sentimientos a veces muy bien.

Muchas veces también sucede que los padres piensan que algunas irregularidades en el comportamiento de sus hijos son normales, debido simplemente a la naturaleza de su edad, por lo que no prestan mucha atención.

Aunque la adolescencia generalmente sí lleva cambios importantes por ella misma, como padres y madres de familia debemos saber que esto no es siempre así y que la adolescencia no siempre tiene que ser tan irregular como se piensa; esto lo sé porque he conocido muchísimos adolecentes sin problemas de comportamiento y a muchos otros que sí los tienen.

Por esta razón, los padres y madres de familia tienen que ser muy cuidadosos para con el comportamiento de sus hijos e hijas adolescentes.

depresion_adolescente

Algo que puede causar también cambios dramáticos de humor o estado de ánimo en los adolescentes es el consumo de drogas, ya que las drogas son efectivas, divertidas y adictivas, precisamente porque causan un desbalance químico en el cerebro que causará adicción a esos cambios.

Las drogas comerciales y recreativas no son las únicas que causan estos desbalances adictivos, sino también aquellas recetadas por un médico para tratar condiciones como el famoso ADD o ADHD condiciones muy famosas hoy en día, pero que han estado con nosotros mucho tiempo.

Es por esta razón que debemos de pensar muy bien aquello que vayan a consumir nuestros hijos, como este tipo de medicinas, y consultar con nuestro médico los efectos secundarios de estos.

Yo recuerdo que cuando fui adolecente, mi psiquiatra me diagnosticó con todas las condiciones mentales que se puedan imaginar, consecuentemente vivía medicado todo el tiempo para tener mejores resultados en la escuela.

Sin embargo, recuerdo muy bien que los efectos secundarios eran muy desagradables, ya que me quitaban el sueño, me deshidrataban y el suicidio era una idea que tenía conmigo todos los días.

Tengan cuidado.

Lo mejor es vivir en paz

La violencia, como todos sabemos, es un recurso muy peligroso, un recurso que nunca se debe de emplear, a no ser que nuestra vida esté en peligro; sin embargo, una vez que ésta tiene que ser utilizada, se debe emplear de manera efectiva para neutralizar al peligro enfrente de nosotros.

Hace relativamente poco, me encontraba en el aeropuerto imprimiendo mis boletos de vivaaerobus, cuando de pronto, no muy lejos, dos hombres se empezaron a hacer de palabras, al grado de llegar a los empujones, hasta que sus esposas les pidieron que se tranquilizaran, algo que por supuesto iba a pasar y ambos lo sabían, por lo que era obvio que el asunto no terminaría en una confrontación seria.

Esta actitud errónea dispuesta por esos dos señores es la que lleva a muchos a resultar gravemente heridos o incluso a la muerte, debido a que  muchos hombres piensan que una confrontación será ganada por el que grite mayores insultos y sea más escandaloso para así intimidar a la competencia.

violencia-de-gc3a9neroDesafortunadamente para muchos las cosas no son así y hay algunos hombres que no insultarán, sino que actuarán utilizando la fuerza bruta en unos instantes donde pretenderán siempre la destrucción absoluta, por esta razón aconsejo a todos que si no están dispuestos a actuar, es mejor marcharse sin palabra alguna de una posible confrontación.

Recordemos siempre que un perro que ladra no muerde y que aquellos que mucho dicen poco hacen, ya que las palabras excesivas son nada más que una compensación de aquello que falta, recordemos que el tambor más ruidoso es aquel que más vacío está en su interior.

Recuerden también que no hay nada más que sabiduría en retirarse de una confrontación innecesaria, donde ambas partes pueden resultar severamente lastimadas.

También debemos de recordar que no podemos ser buenos peleadores callejeros si no practicamos diariamente, algo que por supuesto la gran mayoría de nosotros no hacemos y con buena razón, ya que de lo contrario las ciudades serían un caos; sin embargo, siempre hay que recordar que existen aquellos quienes sí practican la violencia constantemente y estos siempre destruirán a aquellos quienes practican la paz en una confrontación, a menos que sepamos muy bien lo que estamos haciendo.

Si somos personas que no peleamos a diario y nos vemos forzados a entrar en una confrontación para defender nuestra vida o la de alguien querido, nuestro objetivo principal tendrá que ser forzosamente en terminar la confrontación lo más pronto posible, ya que nuestra condición física no dará para más.

Para conseguir esto, lo primero que tendremos que hacer es estar tranquilos desde el principio de la confrontación, ya que el estar tranquilos nos dará la oportunidad de pensar bien, algo elemental para acabar con nuestro enemigo.

Es muy cierto que quien pega primero gana, por lo que debemos de impactar con fuerza y sobre todo decisión en cualquiera de los puntos débiles del cuerpo humano, dependiendo del daño que queramos causar.

Lo mejor es vivir en paz.

Para que veas…

Se acerca la fecha de mi revisión semestral en la clínica de salud visual. Desafortunadamente, no es una revisión de rutina, sino de control, pues padezco una enfermedad autoinmune que, entre otras repercusiones, me ha causado algunos problemas en la estructura del ojo.

El panorama no es tan negro como podría parecer, pues hasta el momento, mi agudeza visual no se ha visto afectada. Sin embargo, la inflamación que a veces padezco en el globo ocular derecho podría dañar al nervio óptico de manera irreparable; de ahí la necesidad de revisar toda la estructura del ojo cada seis meses, o antes si se presenta algún problema.

clinica-salud-visual

No puedo negar que esta condición ha trastocado mi vida cotidiana y muchas veces mi estado de ánimo. Las inflamaciones no me causan dolor, pero sí cierta incomodidad, pues hacen que el ojo se irrite o reseque. Además, afectan la apariencia, dando el raro aspecto de tener un ojo notoriamente más grande que el otro. Y al no conocer la causa exacta de la enfermedad, vivo con la constante preocupación de que la condición empeore o provoque nuevos síntomas.

Todo esto no lo comparto con el simple afán de quejarme, sino para subrayar la importancia del cuidado de la vista y sus órganos. Si ahora les preguntara cuál es el sentido que más utilizan, del que más dependen sus actividades diarias y el que preferirían conservar a toda costa, muy probablemente responderían que la vista. No obstante, si luego les preguntara por los hábitos que siguen para cuidar ese valioso sentido, quizás les sería más difícil dar con la respuesta; porque lo cierto es que la mayoría de las personas, yo incluido, no le prestamos atención, hasta que los síntomas nos alertan de un problema.

Existen padecimientos como el mío, que son causados por factores difíciles de identificar o controlar; otros tienen que ver con la predisposición genética y algunos más son el resultado de accidentes, que también habrían sido difíciles de prevenir. Pero ya sea que se tenga un problema visual o que se goce de perfecta salud en este ámbito, el adoptar algunas medidas de prevención y cuidado será una valiosa ayuda, para mejorar o mantener nuestra situación.

A continuación les comparto las recomendaciones que me ha dado el oftalmólogo.

salud-visual

  1. Colocar la computadora y los dispositivos electrónicos a una distancia adecuada

Pasamos la mayor parte del día leyendo y viendo contenidos en dispositivos digitales, que además son cada vez más pequeños. Con ello nos exponemos a dos tipos de daños; por una parte, la luz que emiten las pantallas de LEDS, que puede causar resequedad ocular e incluso daños en la retina; por otra, las pantallas pequeñas de los celulares nos obligan a forzar la vista o acercarnos demasiado para leer.

Es recomendable que la pantalla de la computadora, de escritorio o portátil, esté a una distancia de 50 centímetros o más de nuestros ojos. Los dispositivos portátiles deben mantenerse a una distancia de 35 o 40 centímetros. Si hay dificultades para ver o leer, la opción no es acercarse a la pantalla, sino aumentar el tamaño de la fuente.

  1. Tomar intervalos de descanso para la vista

Lo normal para el ojo es parpadear un promedio de 15 o 20 veces por minuto. Así se produce un lagrimeo natural, que mantiene la humedad de la córnea. Pero se ha comprobado que al trabajar con dispositivos electrónicos, los parpadeos se reducen a la mitad, lo cual trae como consecuencia la sequedad ocular, que a su vez puede provocar otras alteraciones.

Para dar un descanso adecuado a los ojos, apliquen la regla del 20/20/20. Después de 20 minutos de trabajo, dirijan la vista hacia un punto que se encuentre aproximadamente a 20 pies de distancia (unos 6 metros) y manténgala ahí por 20 segundos. Y no olviden parpadear con frecuencia.

  1. Usar gafas de sol con filtro UV

Los rayos UV pueden provocar severos daños en la visión, desde degeneración macular hasta cataratas. Usar gafas de sol con filtros UV es imprescindible, incluso si el día no parece muy luminoso, pues las radiaciones pueden atravesar incluso las nubes más densas.

  1. Consumir vegetales verdes y pescados

Verduras como el brócoli, la calabaza y las coles de Bruselas contienen luteína y zeaxantina, dos sustancias que nutren los tejidos oculares y los protegen de los efectos de la luz brillante.

Pescados como el atún, el salmón o la sardina son ricos en ácidos omega-3, que también son importantes para la prevención de enfermedades oculares.

  1. Acudir a revisiones preventivas

No esperen a que las complicaciones aparezcan para acudir a una consulta oftalmológica. Una revisión anual durante la edad adulta y cada seis meses después de los 60 años es clave para prevenir y detectar a tiempo las enfermedades.

Porque la calvicie no es un error de la naturaleza

La alopecia es una condición de pérdida de cabello de carácter crónico, que hasta la fecha no se puede controlar de una manera completamente efectiva, a no ser de hacerse un trasplante de cabello.

Muchas personas, sobre todo jóvenes, pueden pensar que la calvicie es estrictamente para personas mayores y con buena razón, ya que muchos lo son. Sin embargo, es importante saber que todas las personas desde la edad adolecente en adelante, son propensas a alguna u otra forma de alopecia.

La alopecia es una condición química y hormonal que ataca a la raíz del folículo, causando que ésta se desnutra, debilite y eventualmente se caiga como una hoja seca en el otoño.

From far left counter-clockwise Paolo, Franco, Alessandro and Vito - four Roman friends in their thirties -, show their varying degree of hair-loss, in this recent undated picture in Rome. According to a survey released Thursday January 20, 2000, 11 million Italian men between 20 and 40 years of age have hair-loss problems. According to the survey, for 1 in four of these, the problem causes a "real and concrete psychological syndrome" with sometimes serious symptoms. (AP Photo/Corrado Giambalvo)

Todos sabemos que la naturaleza humana  dicta que los seres humanos debemos de tener cabello; sin embargo, algo está sucediendo, que las órdenes de la naturaleza no están siendo seguidas en el caso de muchos individuos quienes poblamos el mundo.

El hecho de tener cabello en la cabeza no es ninguna casualidad ni ninguna razón estética, sino una razón de supervivencia, ya que el calor se guarda en la cabeza, lo que significa que nuestro cabello es literalmente equivalente a los calcetines de los pies.

En el principio de los tiempos de la era humana, los antiguos hombres vivían expuestos a situaciones muy extremas, así como a climas muy severos,  ya que no existían ningunas de las medidas de aclimatación ni de vestido que tenemos hoy en día.

El hogar de los primeros hombres no eran acogedoras casas con sistemas de calefacción y cubiertas de una suave alfombra, como lo son muchas casas hoy en día, sino que se trataba de cuevas oscuras y profundas, donde no eran sólo ellos quienes las habitaban.

En tiempos muy remotos, los seres humanos eran tribus nómadas que vagaban por bosques, planicies, montañas y desiertos en busca de buen clima y de alimentos abundantes, para que tanto los individuos como toda la tribu pudieran sobrevivir.

Sin embargo, debido a que el ser humano no está ni nunca estuvo diseñado para soportar temperaturas crudas, las tribus tenían que buscar nuevas cuevas a donde sea que fueran, lo que era algo de sumo peligro, ya que éstas estaban plagadas de insectos y víboras con potentísimo veneno, así como una que otra gigantesca bestia con semanas sin comer.

Las temperaturas en estas cuevas eran muy bajas y la humedad muy alta, por lo que necesitaban de una cabellera abundante para mantener el poco calor que sus cuerpos poseían.

comparacion4

Sin embargo, algo ha de haber sucedido desde ese entonces hasta la edad de la agricultura, cuando el cabello comenzó a caerse de la cabeza de muchos de los individuos.   Mi teoría es que al hombre domesticar la tierra, perdió la necesidad de adaptación a las frías cuevas e hizo en vez de ello un hogar adaptado al hombre.

Al esto suceder, el cuerpo y sus funciones aflojaron su rigidez y se permitió deshacerse en una que otra persona de aquello que no era elemental, tal como el cabello, de la misma manera que el día de hoy ya hay individuos que nacen sin muelas del juicio o apéndice.

Es por esto que, a mi parecer, la calvicie no es un error de la naturaleza, sino una adaptación a los alrededores del hombre.